¿Te has preguntado alguna vez qué son los perros guía?

Los perros guía son seres vivos que llevan a cabo una noble misión: devolver la movilidad e independencia a personas ciegas, evadiendo una infinidad de obstáculos que obstruyen su camino.

Cuando los encuentres en la calle, en transportes o en lugares públicos, por favor NO los acaricies ni les ofrezcas comida, porque están trabajando y al distraerlos puedes causar un accidente.

IDENTIFÍCALO POR EL ARNÉS QUE LLEVA SOBRE SU LOMO

No hacen del baño en cualquier sitio, ya que sus familias adoptivas y entrenadores les enseñaron a ir a los lugares en donde hay tierra o pasto, respetando siempre sus horarios. NO son agresivos, porque desde cachorros han convivido con los seres humanos y otros animales, así que puedes estar tranquilo, no te morderán. Pueden viajar junto contigo, pu son muy amistosos.

Los perros guía un perros de asistencia, NO mascotas ni lujo para las personas ciegas. Son indispensables para su seguridad, movilidad y autonomía.

No destruyas el sueño de independencia de las personas ciegas con el rechazo hacia los perros guía.

Ten muy presente que las personas con discapacidad visual estudian, trabajan y socializan igual que el resto de la población; por lo cual, un usuario de perro guía puede ingresar con él a donde quiere que va: escuelas, oficinas, restaurantes, museos, cines, aviones, autobuses, taxis, etcétera.

Perro guía golden retriever, sentado. Mira a la cámara y sonríe.

ABRE LAS PUERTAS A LOS  PERROS GUÍA Y DE ASISTENCIA

 

No sólo existen los perros guía para personas ciegas, también hay diversos perros de asistencia que apoyan a personas con otro tipo de discapacidad, como los perros señal para personas sordas, de asistencia en movilidad, o para niños autismo, o perros de alerta médica.

 

¿Sabías que por ley los usuarios de perros guía tienen el derecho de abordar medios de transporte y entrar a lugares públicos?

 

El artículo 58 de La Ley Federal del Protección a los Derechos del Consumidor y la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad establecen que ningún proveedor de bienes o servicios puede negar el acceso a personas ciegas acompañadas de perros guía.

Perra guía golden retriver. Mira a la cámara con enormes ojos conmovedores.
 

¿Cómo se entrenan los perros guía?

Los primeros perros guía que se entrenaron fueron de raza pastor alemán. Las diferentes razas de perros tienen características especiales que hacen que cada una de ellas puedan ser útiles al hombre.

Para el trabajo de perro guía hay que reunir las siguientes características:

  • tamaño ideal

  • alto grado de vivacidad cerebral

  • ser sociable hacia los hombres y animales

El labrador retriever y el golden retriever, demostraron poseer cualidades excepcionales. De carácter dócil, facilmente adiestrables, sin timidez ni cobardía, demuestran seguridad ante circunstancias extrañas y poseen una gran agilidad mental que les permiten tomar decisiones. Valoran muy especialmente todas las demostraciones de afecto de los humanos.

Existen escuelas de perros guía para ciegos en países como Alemania, Canadá, España, Estados Unidos de Norteamérica, Inglaterra, Japón y otros más.

La mayoría de las escuelas de perros guía tienen su propio programa de crianza.

Después de las 4 semanas de edad, a los cachorros se les hacen varias pruebas para examinar sus reacciones a nuevos sonidos, entornos extraños, nuevas experiencias, etc. Poco a poco aprenden a caminar con correa, obedecer comandos sencillos y comer e ir al baño en horarios establecidos.

Una vez que ha sido cuidado por una familia adoptiva, al año de edad aproximadamente, el perro debe ingresar a las instalaciones de la Escuela, donde empieza su entrenamiento especializado como perro guía. En esta etapa, con una duración de 4 a 6 meses, el perro aprenderá a obedecer comandos, a caminar del lado izquierdo, desviando todos los obstáculos, y a portar su arnés, indispensable para su trabajo y que lo distinguirá de los demás perros: es el medio de comunicación entre el perro y su dueño. La persona ciega siente a través del arnés los movimientos que hace el perro guía.

El perro guía aprende además la desobediencia inteligente: decidir no obedecer una orden de su amo si ésta puede ponerlos en peligro.

Lo siguiente que aprenderá el perro será a subir a transportes públicos, encontrar puertas, escaleras, banquetas, sillas, y tener un comportamiento  ejemplar en lugares públicos.

La persona ciega que solicita un perro guía debe llenar dos formatos: uno de estudio socioeconómico y otro de examen médico completo. Tendrá que tener una excelente rehabilitación en orientación y movilidad y haber usado con anterioridad el bastón blanco, además de estar estudiando, trabajando o tener la necesidad de trasladarse diariamente en la calle. Después de ser analizada y aceptada su solicitud, se le llamará al Curso de Capacitación en el Manejo del Perro Guía, en las instalaciones de la Escuela donde permanecerá por un mes. Durante este tiempo, la persona ciega y el perro guía vivirán juntos y se convertirán en un binomio: un equipo maravilloso en el que uno verá por el otro.

Conoce los requisitos para solicitar un perro guía dando click aquí.